Haciendo las paces con la comida

"Estar adelgazando para protegerme..."

Después de haber alcanzado el peso que quería y haberlo conservado, me di cuenta que lo quería no era estar delgada sino estar adelgazando... Mientras prestaba atención a lo que comía, a la talla de la ropa, a la celulitis que tenía, no había persona capaz de hacerme daño.

Mi obsesión por el peso y la imagen era más apasionante que lo que sucedía en mi entorno y con mis relaciones. Creí que quería estar delgada y descubrí que lo quería era ser invulnerable, estar a salvo, segura...


Comentarios