El sol y la luna

"Dándome permiso para ser..."

Hoy recuerdo uno de los talleres que más me marcó en la formación: “Las polaridades” con Raquel Ros Monrós (Terapeuta Gestalt, Psicóloga Clínica y Psicoterapeuta, directora del programa de formación en Técnicas Gestálticas aplicadas a la infancia y adolescencia del ITG). Desarrollamos la temática con multitud de dinámicas propuestas por Raquel, así como con explicaciones e intervenciones, que me ayudaron a darme cuenta de que “Sólo a través de la aceptación podía conseguir la paz interior, ya que a través del reconocimiento de que cualquier faceta mía podía serme útil en algún momento, pasaría entonces a aceptarme en mi totalidad”.
Pasar del YO SOY y el YO NO SOY, al DARME PERMISO PARA… fue toda una liberación y el comienzo de la integración de mis partes alienadas, especialmente la gran carga que arrastraba con el “soy bueno, no soy malo” y en consecuencia el “no me enfado nunca”… ¡Buffff! ¡Que descanso! ¡Me puedo enfadar! ¡Me doy permiso para ello!
Para finalizar el taller, representamos en una figura de plastilina todas aquellas partes que habíamos trabajado y con las que definitivamente me quería quedar. Realicé una figura con media cara de un sol/media cara de una luna, que me sirvió para despedir el taller en la rueda final de cierre.

Podía notar la sensación de que un nuevo gestaltzasca se iba a manifestar, sentía las “piezas de mi puzle interior” que se movían y removían, pujando por organizarse… pero no sabía cuándo ni de qué forma, ya que estábamos finalizando… y llegó… Raquel cogió en sus manos la figura, la miró, me miró y dijo: “Puedes ser como el sol, permitiéndote de vez en cuando ser como la luna, y en ocasiones... también puedes ser como un eclipse.”, ¡ZAS, ZAS, ZAS, ZAS, ZASCA, ZASCA, GESTALTZASCA!. Soy como el sol… me puedo permitir ser como la luna (INTEGRACIÓN) y también puedo ser a veces como un eclipse (FUSIÓN).

Este gestaltzasca fue la chispa que detonó una explosión de creatividad, para poder expresar de todo lo que me di cuenta instantáneamente y que no podía esperar ni un segundo más en plasmar, necesitaba llegar urgentemente a casa para empezar: el resultado, las imágenes y frases que muestro en esta publicación.
Gracias Raquel…





Comentarios