Sabaduría popular Nº3

"Sábado, sabadete, cena y... refranete."

Continuamos con el ciclo de posts temáticos para los sábados (https://www.gestalteando.com/2019/12/sabaduria-popular.html) donde os invitamos a que descubráis junto con nosotros cuanta sabiduría popular puede servirnos HOY como guía para alimentarnos saludablemente y recuperar nuestra capacidad de alimentarnos consciente e intuitivamente.
Este refrán trata el conocimiento tradicional sobre que el consumo de una manzana (o frutas y vegetales en general) tiene beneficios para la salud y numerosos estudios demuestran que la alimentación es un pilar fundamental en la prevención de enfermedades y para el mantenimiento de una salud óptima. Se trata de uno de los factores más estudiados en enfermedades crónicas, aunque tampoco podemos olvidar el papel determinante de la nutrición en el correcto funcionamiento del sistema inmune y una mayor resistencia en procesos infecciosos.
Las enfermedades crónicas tienen una larga duración y por lo general son de progresión lenta. La diabetes, los infartos, las enfermedades cardíacas, el cáncer y las enfermedades respiratorias son las principales causas de mortalidad en el mundo. Se trata de enfermedades claramente vinculadas a nuestro estilo de vida, por ello parece determinante atender de una manera más comprometida y consciente a nuestra forma de vivir y a nuestro autocuidado.
El organismo tiene una excelente capacidad de homeostásis y resilencia y se adapta al entorno que le rodea para vivir en equilibrio, puede llegar a tolerar una gran cantidad de agentes patógenos o tóxicos si el sistema inmune está fuerte. Sin embargo, la malnutrición por defecto o por exceso puede alterar este equilibrio.
Estamos en una sociedad sobrealimentada y paradójicamente malnutrida, la OMS lo define como “La doble carga de la malnutrición”, tan perjudicial es el exceso de calorías y ciertos nutrientes (azúcares, sodio o grasas saturadas) como el defecto de vitaminas o minerales fundamentales para el metabolismo. La alimentación actual, rica en alimentos de escasa calidad nutricional y elevada densidad calórica, no aporta una nutrición óptima que favorezca el estado de salud natural del organismo.

Mantener el conocimiento tradicional que nos transmite este refrán (sobre el consumo diario de vegetales) parece que nos ayuda a tomar decisiones saludables cultivando así nuestro bienestar, nos ayuda a prevenir enfermedades y lograr una mejor salud.


Comentarios