Sabaduría popular Nº 7

"Sábado, sabadete, cena y... refranete."

Hoy sábado continuamos con el ciclo de posts temáticos sobre refranes y alimentación (https://www.gestalteando.com/2019/12/sabaduria-popular.htmly os invitamos a que descubráis junto con nosotros cuanta sabiduría popular puede servirnos HOY como guía para nutrirnos saludablemente y recuperar nuestra capacidad de alimentarnos consciente, natural e intuitivamente.
Hoy con este refrán tratamos el conocimiento tradicional sobre usos y beneficios del aceite de oliva sobre todo el Virgen Extra (AOVE). Piedra angular de la Dieta Mediterránea, el AOVE no sólo destaca por sus cualidades organolépticas, sino que, además, tiene multitud de beneficios para nuestra salud:
  • Previene las enfermedades cardiovasculares: los ácidos grasos presentes en el aceite de oliva virgen, especialmente el ácido oleico, contribuyen a reducir los niveles de colesterol LDL (colesterol malo), mientras que aumentan los de colesterol HDL, o colesterol bueno, incrementan la vasodilatación arterial, mejorando la circulación sanguínea y disminuyendo la presión arterial.
  • Favorece la función digestiva y reduce la secreción ácida gástrica, protegiendo frente a las enfermedades gastrointestinales.
  • Ayuda a combatir el estreñimiento, por tener un suave efecto laxante, y mejora la absorción intestinal de los nutrientes.
  • Disminuye la incidencia de complicaciones en los pacientes con diabetes mellitus tipo II. Un elevado consumo de grasa saturada conduce a sobrepeso y obesidad, importantes factores de riesgo para la aparición y empeoramiento de esta enfermedad, por eso las recomendaciones suelen incluir la dieta mediterránea y el consumo de ácidos grasos monoinsaturados, sobre todo ácido oleico.
  • Contribuye a una correcta mineralización de los huesos, y a su desarrollo.
  • Desempeña un papel protector frente al estrés oxidativo celular por su elevado contenido en antioxidantes fenólicos, como la vitamina E y aumenta la longevidad.
  • Los resultados obtenidos en diversos estudios científicos han demostrado una menor incidencia de varios tipos de cáncer en países mediterráneos (los principales consumidores de AOVE) en comparación con países del Norte de Europa y Estados Unidos. Es lo que ocurre, por ejemplo, con el cáncer de mama, relacionado con el consumo de grasa saturada de origen animal.
  • También tiene propiedades medicinales y dermatológicas, es muy hidratante, emoliente y lubrificante.
Mantener el conocimiento tradicional que nos transmite este refrán sobre el consumo de AOVE parece que contribuye a una mayor longevidad y además repercute en una mejor salud y calidad de vida.

Comentarios