¿Qué ritmo tienes para dar al mundo?

"BUM BUM, BUM BUM..."

Estamos en una situación de incertidumbre total, los momentos que vivimos a nivel mundial me han hecho hacer un “parón” e incluso me planteé hacer este parón en la elaboración y publicación de los #gestaltzascas. Después de unos días en shock, decidí revisar la motivación y proceso en el que me embarqué cuando decidí plasmar mis experiencias por escrito y compartirlas, y he podido darme cuenta de que cada uno de los posts semanales me han acompañado y he ido completando según lo que me sucedía y cómo estaba en el presente. Por lo que decido escucharme, zambullirme en la situación actual, hacer un viaje hacia lo que viví y me tocaba gestaltzasquear ahora y siguiendo el orden de mi formación como Terapeuta Gestalt iría hasta el inicio del tercer año, con un nuevo taller… pero, no me apetece, hay algo que predomina en mi escucha interior, resuena en mi una necesidad de revisar el proceso que emprendí en el momento que decidí ser Terapeuta Gestalt, todas las herramientas que he obtenido y me permiten hoy sostener la situación actual (especialmente la INCERTIDUMBRE) y estar a disposición de las personas que necesitan ayuda y acompañamiento en esta época de crisis, miedo y ansiedad.
He conectado con el momento en que tomé la decisión de cambiar radicalmente mi vida, para dedicar todos mis recursos y tiempo a mi formación, desarrollo personal y re-dirección de sentido hacia la dedicación a la ayuda y acompañamiento de las personas necesitan orientación, apoyo, presencia, aceptación incondicional y especialmente a las que sufren. He podido revisar mis “altos y bajos”, mi evolución taller tras taller, mi proceso año tras año y hoy me di cuenta de la importancia de mis memorias, del tiempo que dediqué a redactarlas y lo que me sirvieron (¡¡y sirven!!) para poner orden a todo lo que descubría de mi en cada fin de semana.
Y resulta que esas memorias las escribimos durante toda la formación, enviamos a una persona que realiza la coordinación y supervisa acompañándonos en nuestro proceso durante tres años, y revisa, lee, comenta, para devolvernos un feedback. Quiero dedicar este GESTALTZASCA a tod@s l@s coordinador@s gestáltic@s, por su labor, por su tiempo, por sus cuidados, por su acompañamiento y sobretodo al que ha sido mi coordinador durante toda la formación: Javier Zamora (Terapeuta Gestalt, Educador Social, Co-fundador de la Asociación Nexe y Fundador del grupo Rebombori Batukada), Javi Txu para nosotr@s.
Sus “devoluciones”, como lo llamamos los gestálticos, han sido muy importantes para mi, me he emocionado releyendo los emails de retorno, de los que he querido destacar comentarios y frases llenas de sentido en mi proceso de crecimiento y que quiero compartir con vosotr@s, como:
“Es importante revisarse sin juzgarse... es un buen modo para poder profundizar más en uno de un modo honesto (…). Pues sí, existes, y eres importante!! (…). Honestidad es coherencia entre LO QUE PIENSO, SIENTO Y HAGO (yo añadiría ELIJO HACER) (…). Si reconoces que es molesto pero todavía no estás listo para afrontar un cambio en tu forma de hacer, pues también es honesto reconocerse esta limitación del momento actual (…). Sin embargo a través de la acción, de la experiencia, sí que sabemos con certeza si lo que hemos HECHO nos aporta o no (…). Y a mí me encanta ser testigo de tu búsqueda de sentido de la vida y poder compartir algunos momentos íntimos para ello (…). Darte la enhorabuena por el crecimiento que estás experimentando y además por darte el permiso para reconocértelo. Gran parte de esto tiene que ver con el desarrollo de la capacidad de elección consciente y el compromiso con lo que uno elige (…). Para ser “buen terapeuta” no te queda un año, te queda toda la vida...como hacemos todos los terapeutas (…). Estás donde quieres, es más me atrevería a decir que estas donde necesitabas...no te has jugado nada, te has acompañado al camino que mejor te hacía sentir (…). Tenemos que darnos el permiso de saber que estamos aprendiendo, conociéndonos ahí, descubriendo fortalezas y debilidades; con esto quiero decir que para mí no es un momento de juicio de valor para ti sino de aprendizaje, desarrollo y descubrimiento (…). La verdad es que me he conmovido leyendo la parte vivencial de la memoria (…). El enfado me viene cuando hay algo que no he expresado, que me he comido, que siento que "me la han colado". En las ocasiones que he podido expresarme en el momento, sostener mi deseo ante el otro/a y defenderlo (en los términos más sanos) pues ha sido algo genial...y desde luego una experiencia que nada tiene que ver con el enfado. Sin embargo, si que recuerdo muchos y muchos enfados generados precisamente por no haber sabido escucharme y expresarme ante un otro/a manteniendo mi necesidad (…). Enhorabuena por tu honestidad.”
Con todo esto, sumado al momento actual, soy consciente de la importancia del entorno, de las personas que “aparecen” en nuestras vidas, de lo mucho que nos necesitamos los unos a los otros, de que “Sin el otro, NO existo” y saber que alguien te está “viendo”, acompañando, alentando en tu vida y desarrollo humano es algo que no tiene precio.
Son tiempos para permanecer unid@s, de mantenernos junt@s frente a la difícil situación que estamos viviendo y la que se avecina, momentos de aprovechar parte del tiempo que “obligatoriamente” tenemos que estar en casa #yomequedoencasa para revisar nuestras vidas, pensar en las personas que están aportando y han aportado luz en nuestro camino, sentir la humanidad y el amor que nos conecta y para que el río siga fluyendo, empujarlo con nuestro agradecimiento, haciéndoles saber lo importantes que son y han sido para nosotros… con una simple palabra: GRACIAS.
A ritmo de batukada que resuena en mi cabeza, con una representativa foto al respecto, fluyen las palabras del Allí y Entonces mezcladas con el Aquí y Ahora destiladas en este gestaltzasca de… Javitxu:
“Apuesto ante todo por las personas, cada ser humano es único, irrepetible, diverso y expresa lo que ES con su propio vehículo de expresión. Yo te acompaño con el ritmo de la percusión, sincronizando el latido de nuestros corazones y tú: ¿Qué ritmo tienes para dar al mundo?.”

GRACIAS Javitxu… BUM BUM, BUM BUM, BUM BUM… encontré mi ritmo.


Comentarios