¿Cómo sabe una flor que tiene que ser flor?

"¿Dónde está guardada la belleza?"

Cuando se produce una transformación en "tu jardín" se inicia a través de un proceso muy lento, muy poco a poco, pueden pasar años que es nada más y nada menos que justo el tiempo que necesites para dejar atrás los "espinosos y protectores" apoyos (ajustes conservadores) que te han servido hasta ahora e ir creando los nuevos "brotes verdes" (ajustes creativos) adaptados a la situación actual, al aquí y el ahora.
En el momento en que el brote verde iguala el tamaño de la parte espinosa, el cambio es imparable, en muy breve superará el 50% del equilibrio y es entonces cuando nos damos cuenta y tenemos la seguridad de que nos sirve y de que podemos utilizar nuestra nueva forma, desechando la antigua. Por eso la transformación a partir de ahora va a ser a marchas forzadas, muy rápida, es como el inicio de un parto... la hermosa flor interior está más que preparada para nacer y va a empujar con fuerza para mostrarnos su belleza ocultada durante tanto tiempo.
Sigo compartiendo el proceso del jardín de mi terraza, y es que a partir de hoy la transformación entra en la fase más bonita, imparable y mágica... la nueva VIDA está impaciente por ponerse al servicio de la VIDA.
Me maravilla pensar ¿dónde está toda esa belleza que va a materializarse? ¿cómo sabe mi brote lo que tiene que hacer para transformarse? ¿dónde está toda esa información?
Supongo que está conectado con la VIDA... y me pregunto:
¿Qué nos ha pasado al ser humano? Tengo la sensación que pese a que parece ser que la #desescalada y vuelta a la "nueva normalidad" es inminente con la tendencia a creer que todo esta dura experiencia acabó para olvidarla bien rápido, pues que la transformación acaba de empezar... como mínimo la mía.
“C’EST LA VIE!!”

Comentarios