¡Hay erizos en mi jardín!

"Tan sólo puedes cuidar tu jardín"

Empieza la desescalada oficial, ayer fue un día especialmente "activo" en la calle, creo que nos va a costar encontrar el equilibrio en esto de la vuelta a la normalidad. Las calles, paseo marítimo y playas abarrotadas, personas paseando, corredores, bicicletas, patinetes, ... imposible mantener la supuesta distancia de seguridad.

Velocidad, rapidez, sensación de prisas, eso es lo que me llegaba ayer de "la calle", ganas de hacer de golpe todo lo que "no hemos hecho en 50 días". Sin darme cuenta yo mismo me aceleraba en el paso, estaba como en un sueño, con mi campo visual enturbiado y no, ¡no quiero! me dije, necesito pasear poco a poco, necesito volver a sentir la libertad plenamente, necesito saborear todo lo que estoy volviendo a disfrutar para no olvidarme de lo que he vivido durante el confinamiento, y para no olvidar tampoco que aún no "se ha acabado esto".

Lo que más inquietud nos produjo a mi y a Ana fue percibir la "individualidad" de cada una de las personas con las que nos cruzamos, la sensación de que "yo voy a lo mio"... como "antes"... y quizás era una expectativa nuestra, quizás esperábamos que todo el mundo hubiera hecho un proceso de reflexión interior y cambio de forma de ver la VIDA, quizás creíamos que por fin nos daríamos cuenta de que nos necesitamos, de que junt@s es más bonito y mejor.

O quizás es que yo hoy veo las cosas un poco "oscuras", sumido en la incertidumbre de la situación.

Y mientras reflexionaba sobre todo esto hoy en la terraza de casa, la VIDA me ha regalado una imagen, más que una imagen una "noticia". Con ese aspecto nada agradable, con esas bolas con pinchos tipo erizos, con ese anclaje que ya está en mi mente que automáticamente me lleva a pensar en la forma del "bichito", y como si se estuvieran desplazando por una escalera en "desescalada", con todo eso tan "feo" a mi me ha salido una sonrisa, porque las conozco, porque se lo que viene después.

"Ya conoces el proceso, la transformación, ya sabes lo que va a aparecer en 6 semanas justo al final de la desescalada, ya sabes como de algo supuestamente feo puede nacer una preciosidad como la que jamás hayas podido ver en tu vida. Con esta metáfora te digo: CONFÍA, riega tus plantas, cuida tu jardín, es lo único que puedes hacer".

Me quedo con este mensaje tan importante para mi, y voy a ir compartiendo la transformación, para que podáis ver junto a nosotros un proceso maravilloso y casi mágico, semana a semana junto con las fases y desescalada.

“C’EST LA VIE!!”

Comentarios