Escalando en la desescalada

"Mi trans-formación continúa"

Hoy "toca" revisar procesos, parar y frenar la velocidad de la desescalada, de la vuelta a "la normalidad", de la paradójica "escalada" para subir de fase. No es una carrera, la meta no se va a mover de ahí, por mucho que corramos no vamos a llegar antes.
Hay procesos que requieren su tiempo, que no se pueden acelerar, forzar, que siguen su propio ritmo y en los que tan sólo podemos acoplarnos y apoyarlos con nuestros actos, con nuestros pensamientos, con nuestras emociones. Eso tiene una palabra: ACOMPAÑAR.
¿Te imaginas el desastre de sacar a un gusano de su crisálida para que se convirtiera en mariposa más rápido? Sería un drama... la VIDA tiene sus propios ciclos y tiempos.

Por eso hoy, tal y como anuncié la semana pasada publico la foto de mi propio proceso de trans-formación que está sucediendo en mi terraza, en mi jardín y al que tan sólo puedo acompañar regándolo, abonándolo y teniendo paciencia. Ah claro, y confiando en que el sol va a salir cada día para "bendecirlo" con sus rayos, con su luz.
Despuntan ya los brotes verdes que se hacen paso entre los "feos" y punzantes pinchos... ¡Maravilloso!
“C’EST LA VIE!!”

Comentarios